El consumidor de hoy busca cada vez más experiencias positivas  que le permitan tomar la mejor decisión al momento de la compra,  lo que significa un gran reto para todos aquellos que quieran posicionar a sus empresas.

Una de las mejores maneras de conectar con los clientes es por medio de historias, pero hay que tener mucho cuidado de no ser intrusivo, a ninguna persona le gusta que le pongan un anuncio que no quiere a la fuerza. Por tal razón, a la hora de crear estas experiencias es importante conocer muy bien a nuestros clientes; preguntarnos,  ¿quiénes son?,¿qué les gusta?, ¿qué los motiva?, ¿dónde nos compran?,¿por qué nos compran?, ¿qué les gusta de nuestra marca o qué no? Estas y muchas más preguntas nos darán la base para empezar a contar historias que conmuevan y generen recordación de marca.

Estas son algunas de las razones por las que nos gusta contar historias:

Amamos las historias : Hacen que algo complejo resulte fácil de comprender y nos da una nueva perspectiva de la cotidianidad.

Producen confianza : Además de contarnos la historia de manera diferente también nos la muestran desde una perspectiva distinta.

Las recordamos fácilmente : El flujo de hechos que se nos presentan son simples y fáciles de recordar.

Son fáciles de contar : Al ser fáciles de recordar, son fáciles de transmitir lo que generan un voz a voz con los demás

Generan conexión emocional: Las historias nos hacen humanos y cercanos. Convierte la imagen fría de una empresa anónima en una con personas en las cuales se puede confiar.

Gracias a numerosos estudios de neuromarketing sabemos que  cuando nos cuentan historias que involucran emociones, nuestro cerebro “se enciende como un árbol de Navidad” y es por eso que para conseguir un impacto mayor y más duradero en nuestra audiencia tenemos que empezar a contar más historias.

A continuación te dejamos este  este estupendo y emotivo anuncio de wolkswagen: